Es tu culpa si le han encarcelado” esta es la frase más común que le gritan a Amparo por las calles de Santa María de Pantasma, municipio al Norte de Nicaragua. “Yo lo les hago caso y contesto: ‘La culpa no es mía, es de ellos por el delito que cometen”.

Conozco a Amparo durante una actividad como EU Aid Volunteer con GVC en el proyecto ¡PARA! Mujeres rurales libres de violencia. Ella es una de las muchas mujeres que en Nicaragua trabajan como Defensoras Comunitarias, que garantizan asistencia y acompañamiento jurídico y psicológico a mujeres víctimas de violencia, y que impulsan también acciones de prevención.

No es fácil trabajar en este contexto, porque por ejemplo comunicar también es difícil. Pensamos a esas mujeres que en las zonas rurales sufren violencia y que querrían denunciar, pero ni siquiera logran ponerse en contacto con nosotras” continua Amparo. “Cada día hay obstáculos y problemas en nuestro camino, a veces es como si existiese una muralla entre la justicia y las mujeres. Pero, no obstante insultos y amenazas por actuar como Defensoras Comunitarias, yo sigo adelante”.

Sigue GVC a los European Development Days 2018 y descubre otras historias de EU Aid Volunteers que como Valentina están trabajando en el mundo para reducir la desigualdad y combatir la violencia de género #EDD18 #shEDDs

Y si sus historias te han gustado, tienes tiempo hasta el 8 de junio para convertirte en EU Aid Volunteers en Comunicacion en Burkina Faso, Mozambique y Camboya. Averigua como https://bit.ly/2kFbfPc

Condividi su

Questo sito e i servizi terzi utilizzati si avvalgono di cookie necessari al funzionamento del sito. Cliccare su OK o proseguire la navigazione per accettarli. Cliccare su "INFO" per visionare l'informativa completa e saperne di più, compreso come cancellarli e/o bloccarli. INFO

Este sitio utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies.

Chiudi